La complejidad del diseño minimalista

La complejidad del diseño minimalista

El término "minimalismo" se utiliza para describir una tendencia en el diseño y la arquitectura, donde el sujeto se reduce a sus elementos necesarios.

Es una corriente artística que ha influido todos los espacios: el diseño gráfico, el diseño web, las interfaces de sistemas operativos y software, el diseño industrial, arquitectónico e inclusive, hay quienes intentan reinventarse hacia una filosofía de vida simplista y despojada de todo lo superfluo.

En el diseño minimalista prevalecen la usabilidad, la interactividad y la sencillez.

Las virtudes técnicas del diseño minimalista suponen una carga más rápida en los navegadores y una interacción más cómoda en los dispositivos táctiles.

Pero qué diferencia hay entre simplicidad y minimalismo?

El minimalismo convive muy bien con la simplicidad. Sin embargo, no todo lo simple encaja con el minimalismo ni siempre significa lo mismo.

El diseño minimalista muestra lo complejo de forma simple, aprovechando de la simplicidad, la belleza y la funcionalidad que de ella nacen.

Los contenidos gráficos estilizados, el contraste, la ausencia de ruido, la disposición ordenada, los acabados finos, colores planos y, sobre todo, los espacios blancos, proporcionan una sensación cómoda y emocionante en lo visual, que atrae, resalta y se fija en la mente del espectador.

El diseño minimalista muestra lo complejo de forma simple, aprovechando de la simplicidad, la belleza y la funcionalidad que de ella nacen.

La diagramación espaciada, las fuentes nítidas y la reducción de los elementos innecesarios en el diseño web, enfocan la atención hacia el contenido que realmente importa y favorece una clara estructura de navegación.

De estos argumentos deriva la famosa frase del arquitecto alemán Mies Van Der Rohe, "menos es más", en alusión a una presentación menos ruidosa para favorecer un mensaje más claro. Esta máxima se ha convertido en el principio del minimalismo, para los diseñadores.

La búsqueda de la simplicidad, funcional y atractiva a la vez, se complica inevitablemente con la necesidad, o la exigencia de transmitir otras cosas en el contexto de una página web, tal es el caso de los llamados de acción, formularios, íconos, perfiles sociales, notas o anuncios de cualquier índole. Por tal motivo es imprescindible no perder de vista que un diseño minimalista no significa un diseño simple. Lograr que un sitio web resulte funcional y atractivo, y cumpla sus objetivos utilizando un conjunto de elementos reducidos y correctamente distribuidos es todo un arte, no es nada simple, y requiere de muchas horas de trabajo hasta dar con la estructura adecuada.

Un sitio web minimalista puede proyectarse para cualquier target y producto, basándonos únicamente en los detalles y colores.
 

Santos D'Augusta
Vote: 
Average: 5 (4 votes)
Asp.net - SQLserver - PHP - MySQL
jQuery - HTML5 - Orchard CMS - nopCommerce